Imposible igualdad ciudadana en España

Nos hacemos la ilusión de vivir en una república ciudadana con el nombre de monarquía parlamentaria. Nos imaginamos que hemos organizado una democracia representativa cuando lo que se ha instaurado en 1978 es una segunda restauración con turno de partidos y vocación de bloqueo de la representación, tal y como hiciera en 1876 la primera. Hay un par de acontecimientos de distinta naturaleza que corroboran últimamente imaginería y vocación: el procesamiento de una ciudadana, Cristina de Borbón, y la reacción frente a la irrupción de una nueva formación política, Podemos.

Seguid leyendo:  La imposible igualdad ciudadana en el Reino de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *