¿ES QUE NO HUBO GENOCIDIO EN LAS AMÉRICAS? COMPARATIVAMENTE

Sumario: 1. Entre el no, el quizás, el sí y el más todavía.- 2. Mundialización, vaciamiento y rehabilitación de la voz de genocidio.- 3. Una historia que se repite: Lemkin y su duplicidad como jurista y como historiador.- 4. Genocidio americano tras colonialismo hispano-mexicano: California y Texas.- 5. Debates comparados: Australia, Alemania y Estados Unidos como casos de settler genocide.- 6. De los genocidios pretéritos a las responsabilidades actuales, en particular las historiográficas.- 7. Presente con genocidio, pasado sin genocidio: derecho internacional y derecho de gentes.- 8. Por la descolonización cultural de la historiografía y de la jurología.

Para leer el trabajo: Genocidio en las Américas y más allá.

Constitucionalismo y colonialismo en las Américas

Se revisa una historia que transcurre desde unos intentos imperiales, el británico y el hispánico, previos a la independencia, de una inclusión subordinada de pueblos indígenas a la puesta en práctica de una clase de constitucionalismo que recicla con mayor eficacia la condición colonial. El punto de llegada es de derecho no sólo constitucional, sino también internacional: el del giro reciente hacia el reconocimiento de los pueblos indígenas como sujetos del derecho de libre determinación. Internacional, lo cual, bajo el derecho de gentes, fue igualmente el punto de partida.

Leed: Constitucionalismo y colonialismo en las Américas: El paradigma perdido en la historia constitucional.

Declaración Americana sobre Derechos de los Pueblos Indígenas: un reto difícil

(…) Inicio la conclusión. La Declaración Americana es un instrumento especialmente complejo por su carácter contradictorio. En su Preámbulo proclama que procede “alentando a los Estados a que respeten y cumplan eficazmente todas sus obligaciones para con los pueblos indígenas dimanantes de los instrumentos internacionales, en particular las relativas a los derechos humanos, en consulta y cooperación con los pueblos interesados” así como, añadamos según el cuerpo de la misma Declaración no deja de añadir, contando con su consentimiento y respetando su autonomía. De esto se trata. (…).

Leed el análisis: Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas: un reto difícil

Reconocimiento de Nacionalidad Vasca en la Constitución Española

Concluyo. A estas alturas de mi intervención, se habrán dado ustedes cuenta de algo. El argumento de que no me corresponde hablar de futuro es una excusa. No tengo receta que brindar. Y sólo soy un voto, un voto en Europa, en España y en Andalucía, no en el País Vasco. Mi sufragio no tiene nada que decidir sobre constituyencias internas ajenas. Si participo, es por el detalle de su invitación. Sólo me resta ofrecerles disculpas por no haber hablado con exactitud del presente, sino de un presente virtual. Me admitirán que lo es de una virtualidad constitucional, la que hoy por hoy todavía tenemos, aunque poco menos que dilapidada, para alcanzar a convivir confederativamente entre pueblos formados por nacionalidades en gran parte compartidas y solapadas. Con tantas experiencias vividas, buenas y malas, óptimas y pésimas, conviene recordar que estamos en el siglo XXI y no en el XIX. Valga esto desde luego para la foralidad y para su mayor potencial, el de la nacionalidad interforal.

Leed lo que antecede: Reconocimiento de nacionalidad vasca en la Constitución española

Consulta indígena e historia colonial

Por vía internacional, antes que constitucional, se ha establecido últimamente por América Latina el derecho de los pueblos indígenas a ser consultados como regla para sus relaciones con los respectivos Estados (…//…). Si el constitucionalismo se identifica hoy con los derechos más que con los poderes, ¿qué mayor reto puede tener ante sí que el de una historia colonial que se le ha enquistado sobre el terreno y en sus entrañas? Por todo lo visto, la consulta indígena resulta una respuesta tan plausible como insuficiente.

Leed todo lo intermedio: Consulta indígena e historia colonial

Pueblos indígenas y justicia internacional entre Chile Y Bolivia

Durante esta primera semana de mayo se desarrollan en el Palacio de la Paz de La Haya audiencias públicas de la Corte Internacional de Justicia acerca del contencioso mayor sobre fronteras interestatales hoy enquistado en las Américas, el que enfrenta a Bolivia con Chile por la comunicación al océano Pacífico de la que le privó una agresión militar chilena emprendida en 1879 y consumada en 1883. Se trata todavía de deliberación sobre objeciones preliminares acerca de la admisibilidad de la demanda. Bolivia alega “la obligación de negociar de buena fe” entre ambos Estados para poder recuperar una “salida plenamente soberana” al mar. Chile se atiene a un tratado que en 1904 restableció la paz con Bolivia imponiéndose el hecho consumado, lo que, según el Estatuto de la Corte (art. 38.1.a) en la interpretación chilena, habría de bastar para darse la pretensión boliviana por infundada sin más trámite. Pacta sunt servanda, los tratados deben cumplirse por encima de todo, afirma Chile. El Estado chileno parece olvidar que también tiene tratados con pueblos indígenas.

Seguir leyendo: Pueblos indígenas y justicia internacional entre Chile y Bolivia.

Naciones Unidas, Empresas Transnacionales, Pueblos Indígenas

Naciones Unidas viene topándose con serias dificultades para hacer valer los derechos humanos de cara a las empresas transnacionales cada vez que se lo propone. La Organización Mundial del Comercio, un organismo que no pertenece a las Naciones Unidas, le disputa competencia en asuntos de economía internacional sensibles para los derechos humanos. Hoy, cómo no, la Organización Mundial del Comercio ha adoptado con resolución el lenguaje de los derechos. Los asume como cobertura ideológica para el mantenimiento de sus políticas de defensa y promoción a ultranza de intereses mercantiles y financieros. 

Seguir leyendo: Naciones Unidas, Empresas Transnacionales, Pueblos Indígenas.

Para saber más: Transnacionalidad de empresas entre poderes y derechos.

 

¿Hay genocidios cotidianos?

¿Cómo puede pretenderse en serio que puedan existir genocidios cotidianos? Para el derecho penal internacional genocidio es la acción tendente a hacer desaparecer en todo o en parte determinados grupos humanos entre los que los pueblos indígenas están hoy expresamente comprendidos. Una política de acoso incluso incruento a comunidades persiguiendo la neutralización y ninguneo del correspondiente pueblo, con esta determinada intención, puede constituir genocidio; si a esto se suma la violencia sanguinaria más o menos selectiva, sin necesidad de que sea masiva, tal delito es paladino.

Ver publicación: ¿Hay genocidios cotidianos?

Derecho Indígena y Constitucionalismo en Latinoamérica

– Incógnita constituyente de Indoamérica.

– Nación y Naciones en Colombia, 1810-2010.

Constitucionalismo indígena en Colombia.

– Tribunal Constitucional en Estado Plurinacional.

– Constitucionalización mexicana de los derechos humanos.

– Reconocimiento Mapuche de Chile.

– ¿Multiculturalismo constituyente en el Ecuador?

Guaca constitucional.

– Ciudadanía indígena en México, 1812-1824.

– Cádiz constitucional y México indígena.

Minority-Making between México and the United States.

– ¡Libraos de Ultramaria!

– Pluriculturalismo y postcolonialidad en Perú.

Informe sobre el Perú tras la Ley de Consulta Previa.

Cajamarca, Perú: Derechos de las Rondas Campesinas.

Perú: justicia indígena y derecho a la consulta.

– Derechos agrario y constitucional en Bolivia.

– Ley y Costumbre en Costa Rica.

Derecho indígena a la tierra.

Consulta y consentimiento indígenas.

La consulta en serio (como mecanismo supletorio)

Pueblos indígenas y empresas extractivas.

Tratados con Pueblos o Constituciones de Estados.

Libre determinación y pie de igualdad.

– Ecuador, ¿Estado plurinacional?

– Bolivia, ¿jurisprudencia constitucional plurinacional?

Bolivia: Ley de la Madre Tierra.

Bolivia: la consulta en serio.

Bolivia, caso TIPNIS.

Brasil, Caso Raposa Serra do Sol.

Celebración indígena y contraofensiva judicial en Brasil.

Justicia indígena y Fundación para el Debido Proceso.

– Geografía Jurídica de América Latina (Anexo)